Programa de lealtad "El Club del Pintor"

El Club del Pintor es un programa de fidelidad para todos los pintores de coches, el cual premia sus compras con descuentos exclusivos en productos de repintado para automóviles.

Si se une al programa, puede ganar productos Axalta y participar en diferentes dinámicas para obtener grandes recompensas, que incluyen premios como pistolas de repintado para automóviles, compresores, entre otros artículos.


¿Cómo participar?

Para unirse al programa y poder disfrutar de las diferentes promociones y dinámicas especiales, complete los siguientes pasos:

-Regístrese en la página web oficial o directamente con su distribuidor afiliado al Club.

-Posteriormente, se le entregarán sus tarjetas física y digital.

-Presente su tarjeta física o digital y registre todas sus compras en el punto de venta más cercano.

-Al finalizar la oferta, se le notificará por medio de un mensaje SMS si usted resultó ganador.

¿Cómo ganar premios?

Para poder participar en las diferentes dinámicas que ofrece el programa, se deben cumplir las condiciones de la promoción, las cuales se publican en las tiendas participantes, a través de mensajes de texto y en la página de Facebook.


Errores que se producen al repintar un auto

El procedimiento de repintado requiere un enfoque casi impecable para que el producto final refleje calidad, a pesar de que la pintura no mejora ni resta prestaciones a un vehículo, sólo sirve para preservar las superficies de las inclemencias del tiempo.

En el caso de las piezas metálicas, existen varios tipos de defectos que tienen su propio nombre. Se separan en dos categorías: los que alteran el aspecto visual sin causar daño a la chapa, y los que provocan cambios en las características de la pintura, influyendo en el resultado visual.


Los defectos se dividen en seis categorías en función de sus causas:

Fallos en la aplicación o en el proceso: se producen cuando el defecto se debe a fallos del operario durante la formulación, la aplicación o al no seguir al pie de la letra el método especificado por el fabricante de la pintura.

Equipos o herramientas: se basa en la utilización o selección inadecuada de las herramientas, así como la falta de mantenimiento básico.

Preparación de la superficie: se refiere a la insuficiente preparación de las pinturas, ya sean pinturas de base o de acabado, según el artículo que se vaya a pintar.

Secado: cuando no se respetan los tiempos y procesos de secado.

Sustrato: se refiere a cuando el proceso no se encuentra bien adaptado o cuando el procedimiento se elige de forma incorrecta. 

Factores externos: son defectos que surgen como consecuencia de fuentes externas, como las condiciones climáticas.


Defectos más habituales

Lentitud de secado

Cuando el tiempo de secado es excesivamente largo según las normas de tiempo del fabricante, se denomina tiempo de secado lento. Como resultado, incluso después del secado, la pintura permanece "blanda".

Causas y soluciones: la aplicación incorrecta del catalizador, un grosor excesivo de la capa de pintura, un diluyente que se seca con demasiada lentitud y algunas circunstancias de secado insuficientes, como una humedad elevada, una temperatura baja o estar en una habitación mal ventilada son las principales causas de este defecto. El proceso de secado debe acelerarse utilizando un horno o una luz infrarroja para corregir esto.

Burbujas de disolvente

Las burbujas de disolvente se forman como resultado del secado superficial, en el que los disolventes quedan atrapados y rompen la capa de pintura al escaparse. Cuando el calor se administra de forma no uniforme o cuando se presiona el secado, este fallo se agrava.

Causas y soluciones: El disolvente empleado es incompatible con la temperatura de aplicación. Una temperatura de secado demasiado alta o un tiempo de espera desmesurado (antes del secado). El tiempo entre la aplicación de varias capas no se ha ajustado correctamente. Si el problema es menor, el mejor tratamiento es un lijado con un abrasivo fino, seguido de un pulido y abrillantado. Si no es posible eliminarlo por completo, se matiza la superficie y se aplica el acabado.

Pérdida de brillo

Debido a un secado incorrecto, la pintura puede adquirir un aspecto opaco o mate en toda la superficie en puntos aislados. Como resultado, la superficie no se refleja con claridad.

Causas y soluciones: Uso de disolventes y catalizadores inadecuados para la tarea en cuestión. El tiempo de secado se ha detenido o no se está completando correctamente. La respuesta es utilizar un pulido para arreglar la superficie.